viernes, 20 de marzo de 2009

Primavera húngara

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora me despista usted, ¿ no era de Praga la primavera?

Marisco difunto dijo...

Dígale a su amigo, el artista frustrado, que los frutos del mar también tenemos vida y somos criaturas del Señor(me Consta que su amigo es creyente); que nos disgusta perecer antes de tiempo, y todo para que después(Crítica destructiva) digan que no éramos de calidad.

ADR dijo...

Al parecer el origen de tal pieza no es atribuible al huidizo magiar JPS, sino a un discípulo "avejentado" transalpino (nótese el recorte indeciso, precoz del perfil del Loro), de ahí que se esté dudando de la idoneidad de colgarlo en la sala Damasco o, por el contrario, en la Wündercamera digital del Museo imaginario MMMCRASH.

Sírvanse de consultar mi ensayo "Cómo dominar las curvas y no morir en el intento". Gustavo Gili. BCN. 1985