miércoles, 6 de abril de 2011

Jardín privado

1 comentario:

Fco. Silvera dijo...

Hermoso... Imagino aquel papel rugoso y bendito del "LC" de The Durutti Column, y se me cae una lágrima de brillo en la ría durante un viaje por la marisma, un atardecer leyendo a Thomas Mann. Me alegro mucho de que el otro día disfrutaras, tío; se te veía con ganas, la vida es dura. Cuando puedas escápate y yo buscaré un hueco. Podríamos tomarnos unas habas en La Palma, que te coge a 20 minutos de casa, una noche cualquiera entresemanas...
Hermosura de colores y planos, de hierbas y una sombra al fondo como del paisaje holandés aquél que imitara Turner...